Contacto | Sobre Nosotros
ANHA

IS colapsó… confesiones de mercenarios IS revelaron velo -1.

Video

Turkey is the safe bridge for reaching IS anywhere

ALAN ROJ_MEDIYA HANNAN

NEWS DESK- Los mercenarios de diferentes nacionalidades; árabes y extranjeros se han unido a los mercenarios IS con la influencia de las ideas que se han circulado en los medios o las opiniones de los demandantes del Islam político con objetivos anónimos a los afectados y seducidos que no han sabido cuáles son las repercusiones de estos objetivos, quienes están detrás de ellos y para qué beneficio? En cuanto al cruce, todas las formas de apoyo IS logísticamente y humanamente conducen a Turquía, Iraq y Siria.

Esta información se aclarará más a través de los trabajos de investigación de la agencia de noticias Hawar con varios mercenarios de IS que están a manos de las Unidades de Protección Popular (YPG), y que han sido arrestados en diferentes momentos por las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) en las batallas terroristas en el norte de Siria, ya que algunas de sus confesiones se mostrarán en forma de videos e informes escritos para la opinión pública.

Este episodio de un grupo de terroristas extranjeros de Argelia, Túnez y Arabia Saudita se centrará en cómo se unieron a Daesh, las formas en que caminaron y cómo su estilo de vida se encontraba dentro de un presunto estado islámico de IS.

Información de ID de 3 mercenarios IS:NEWAF SAYIL EL UTEBI

Wissam bin Hussein Bo Saha

Un joven nacido en 1991 en la ciudad de Monster en el estado de Túnez, y se unió a los mercenarios IS por Turquía en 2013.

El mercenario Nawaf Sayel al-Otaibi

Nacido en 1991 en Arabia Saudita, Makkah, barrio de al-Sharaya. Se unió a los mercenarios en Siria en 2013.

El mercenario Salim Rabeh al-Houti

Nació en Ain al-Daqen, Argelia en 1975, trabajó en el comercio de lácteos y tenía una tienda de comida rápida en su ciudad natal. Estaba casado y tenía dos hijos.

Salim Rabeh al-Houti se unió a los mercenarios de IS el 26 de junio de 2014 y se casó con una mujer siria.

Han sido influenciados por la ideología yihadista prevalecida en sus países después de las revoluciones, y por los discursos de los jeques y sus medios árabes.

El terrorista Bo Saha dijo que después de la revolución tunecina, la ideología jihadista comenzó a crecer y extenderse entre los jóvenes debido a los muchos demandantes de este pensamiento y su facilidad de movimiento y control en la calle tunecina en ese momento. Bo Saha agregó que estas cosas lo hicieron sentirse influenciado y unirse a ellos diciendo: “He sido influenciado por las invitaciones de los jeques, incluidos los que alaban a al-Zarqawi y bin Laden, al armar tiendas de campaña para llamar a los jóvenes a la Jihad, y que cometer pecados y debe ser concluido con el paraíso y el arrepentimiento. Mientras que el gobierno era frágil y difícil de eliminar a los activistas. “SELIM RABIH HUTI

En cuanto a la idea de unirse y jihad, Bo dijo: “Me he unido a IS influenciado por hablar sobre el arbitraje de legislar sobre Dios, la justicia, la sucesión, el paraíso y la jihad.

Nawaf al-Otaibi, de origen saudí, recibió la influencia de los discursos y llamadas de los jeques para apoyar a los musulmanes en Siria y la jihad, además de incitar a los medios árabes a lo que está sucediendo en Siria, incluidas las masacres y los asesinatos de musulmanes sunitas.

La razón por la que el mercenario Salim Rabeh al-Houti se unió coincidió con Al-Otaibi porque al-Houti fue influenciado por los medios, los discursos y la aparente incitación al bombardeo, matando al pueblo sirio a través de los medios e Internet.

Todos los caminos llevan a Turquía a apoyar a los terroristas logística y humanamente en Siria e Irak

Según los terroristas sobre las formas de llegar a las filas de la organización terrorista en Siria e Irak, todos los caminos conducen a Turquía sin otros, a pesar de la presencia de países más cercanos a ellos como Jordania, Iraq, Líbano y la región del Kurdistán donde el acceso a estos países es fácil y permitido para todos con el propósito de turismo, pero los coordinadores de IS les dijeron que se dirijan a Turquía cuando los comunicaron a través de Internet.

Mientras que Nawaf al-Otaibi, que repetidamente intentó ingresar a Siria a través de Jordania, pero no tuvo éxito, le dijeron que el camino a los mercenarios IS pasa de Turquía a Siria sin obstáculos. La mezquita del aeropuerto de Ataturk era un punto de reunión para una gran pandilla de mercenarios en Siria.

Al-Otaibi agregó “al principio, traté de comunicarme a través de Internet con los comandantes del Ejército Libre para coordinar y llegar a Jabhet al-Nusra, pero no tuve éxito. Luego, me dirigí a Jordania para ingresar a Siria cruzando la frontera. Me he quedado en Jordan por dos días en un hotel. Hablé con muchas personas por Internet y en el área, y todos me dijeron que fuera a Turquía, donde se encuentra el camino seguro y fácil para los yihadistas en Siria e Irak. “

Al-Otaibi también afirmó que “cuando llegué al aeropuerto de Ataturk, me encontré con un grupo de árabes de varios países, en su mayoría libios, en la mezquita del aeropuerto desde donde partimos hacia Rihaniyah. Luego, entramos en la aldea siria de Atmah y desde allí, fuimos a Adlib. Además, quien nos conducía por todo el camino era un hombre libio, y estaba hablando en turco por teléfono con alguien más”. El mercenario Salim al-Houti dijo:” Me comuniqué con un egipcio llamado Abu al-Bara al-Masri que aseguró para mí el camino a Turquía. El 26 de junio de 2014, dejé Argelia a las 9 pm en el aeropuerto de Estambul. Al día siguiente, fui con un taxista después de contactar a Abu al-Bara y él coordinó con el conductor y habló en turco para llevarme a Gaziantep. Allí, en el estacionamiento, la gendarmería turca me detuvo durante media hora sin ninguna investigación o exposición, y luego, me liberaron. Por la noche, fuimos en un automóvil Van a una aldea turca, y luego, un mercenario IS marroquí llamado Abu Nessibah al-Maghrebi vino y nos llevó a Jarablos, donde el lugar estaba lleno de mercenarios. Luego, nos dividieron en 2 secciones antes de ingresar al campo de entrenamiento, una sección habla en árabe y la otra en turco, además de los traductores europeos. El número más grande en el campamento fue de los turcos.WISAM BIN HUSEN- BOSAHE

Wissam Bo saha dijo: “Tenía dos amigos de Túnez se unieron a IS que son Ahmed al-Geridi y Salim. Quería contactarlos y unirme a mercenarios de IS. El coordinador fue Ayman Mohamed Attiya. Fui al aeropuerto de Trípoli en Libia en autobuses. Me he alojado en un hotel por una semana. Luego, me dirigí al aeropuerto de Ataturk en Estambul. Luego, fui al aeropuerto de Antakya, entonces, a un pueblo fronterizo. Nadie estuvo expuesto a mí durante los días que estuve en el aeropuerto, incluso hasta que llegué allí. No vi ningún límite. Nos mudamos a pie y llegamos a una aldea en Adlib.

Ofertas y rutas comerciales desde y hacia Turquía, y la transferencia de cientos de IS de Adlib a Tel Abyed a través de Turquía con la protección del ejército

Wissam narró la historia de un gran acuerdo entre ellos y Turquía para retirarse y mudarse a Turquía y luego, a Tel Abyed sin saber por qué.

“En Darkush, hemos luchado contra el Ejército Libre durante tres meses, y de repente, nos pidieron que nos retiráramos, no sabíamos por qué. Nos llevaron en autobuses, y entramos en la frontera turca y nos quedamos en un hotel en Antakya que estaba casi desierto y bajo la guía de los gendarmes turcos. Un oficial venía y todos estaban de pie militarmente cuando él entró. Nos quedamos allí unos 4 meses, durante los cuales nos han distribuido a varios lugares. Yo y otros tres nos quedamos allí, y luego nos enviaron a la zona de Iden en la frontera griega. Después de la investigación, nos enviaron de regreso a Antakya. Un mes después, se realizó un trato entre ellos y los mercenarios de IS cuando nos sacaban de los autobuses y un turco nos dijo “Te devolveremos a tu estado, nuestro número oscilaba entre 320 y 350 miembros. Nos dirigimos hacia esos autobuses turcos hacia el centro de Tel Abyed, donde se encuentra la sede de la organización”.

“No existía la frontera entre nosotros y Turquía en ese momento, sino que era una tierra abierta, toda nuestra vida y los requisitos logísticos y todo en los mercados eran productos turcos”, dijo Nawaf al-Otaibi, que trabajó en los talleres de fabricación de IS. Todos nuestros heridos recibían tratamiento médico, operaciones quirúrgicas y otros procedimientos en los hospitales turcos. Los llevamos a hospitales y nos ocupamos de que regresen a los patios de la organización.

Mañana: las relaciones de Turquía con los mercenarios.

ANHA