Contacto | Sobre Nosotros
ANHA

ISIS ocupa Ramadi mientras las fuerzas iraquíes se retiran

NEWS CENTER – La clave ciudad iraquí de Ramadi cayó ante ISIS el domingo después de que fuerzas de seguridad del gobierno se retiraron de una base militar en el lado oeste de la ciudad, dijeron las autoridades.

Los avances de ISIS vinieron después de que militantes detonaron una serie de explosiones de coches bomba por la mañana, según dijeron el alcalde Dalaf al-Kubaisy y un funcionario de seguridad iraquí de alto rango. Las explosiones obligaron a las fuerzas de seguridad iraquíes y a los combatientes tribales a retirarse a la ciudad al este, dijeron. “Este es un enorme revés para las fuerzas iraquíes y de la estrategia de Estados Unidos para degradar y en última instancia derrotar a ISIS”, dijo Peter Mansoor, un coronel retirado del ejército americano.

Sin embargo, funcionarios iraquíes y estadounidenses, entre ellos el secretario de Estado, John Kerry, dijeron el domingo que la lucha por Ramadi está lejos de terminar. “Es posible ver el tipo de ataque que tenemos en Ramadi, pero estoy absolutamente seguro que en los próximos días se invertirá, dijo Kerry durante una visita a Seúl, Corea del Sur, el lunes. “Un gran número de Daesh murieron en los últimos días y así será en los próximos días, ya que parece ser la única cosa que ellos entienden.”

Daesh es un acrónimo árabe de ISIS, que el grupo terrorista no le gusta notoriamente.

Los enfrentamientos han causado estragos en la capital asediada de la provincia de Anbar, el corazón Sunni de Irak, durante meses mientras las fuerzas iraquíes y los aliados combatían a los militantes de ISIS para tomar el control de la ciudad situada estratégicamente, que está a sólo 110 kilometros (70 millas) al oeste de Bagdad.

Ramadi, la ciudad más grande en el oeste de Irak, está situada a pocas millas de un cuartel general del ejército iraquí que ISIS estalló en marzo. Las autoridades estiman que más de 500 personas han muerto en los más recientes enfrentamientos, dijo Muhannad Haimour, un portavoz del gobernador de Anbar. Una nueva ola de civiles huía de la ciudad el domingo pasado, en dirección a zonas más seguras como Bagdad; algunos de ellos quedaron atrapados en un puente de la ciudad, dijo, como la lucha duró alrededor de ellos.